Nov 22, 2017 Last Updated 12:37 PM, Nov 17, 2017

Papa Francisco: “Los médicos no pueden ceder a la tentación, movidos por falsa compasión o meros criterios de eficiencia y ahorro económico”

Tras mostrar su satisfacción por el encuentro con estos profesionales, su Santidad celebró la oportunidad para poder manifestar su reconocimiento y gratitud a todos los profesionales de la Sanidad que con su dedicación “pueden convertirse en verdadera personificación de la misericordia”, según sus palabras.

Una buena parte del discurso del Papa giró en torno al concepto de "compasión", al que considera como "el alma misma de la medicina". Como argumentó, "la identidad y compromiso del médico no sólo se apoya en su ciencia y competencia técnica, sino, principalmente, "en su actitud compasiva y misericordiosa hacia los que sufren en el cuerpo y en el espíritu”.

No obstante, advirtió a quienes se escudan "en una supuesta compasión para justificar y aprobar la muerte de un enfermo", al hilo de ello, recordó que la verdadera compasión "no margina a nadie, ni le humilla, ni le excluye, ni mucho menos considera como algo bueno su desaparición". Eso significaría, a su juicio, "el triunfo del egoismo". Es por ello, que expresó su gusto por "bendecir las manos de los médicos como signo de reconocimiento a esa compasión que se hace caricia de salud".

Tras recordar varios pasajes de la biblia que ponen de manifiesto la "cercanía entre la salvación y la salud", prosiguió afirmando que "la compasión es la respuesta adecuada al valor inmenso de la persona enferma".

En otro momento de su intervención el Papa Francisco recordó la dura prueba que para todos supone "la fragilidad, el dolor y la enfermedad". En el caso de los médicos, "es una llamada a la paciencia, al padecer-con".

De ahí su insistencia en que los profesionales "no pueden ceder a la tentación funcionalista de aplicar soluciones rápidas y drásticas, movidos por una falsa compasión o por meros criterios de eficiencia y ahorro económico". Y es que, como señaló, está en juego "la dignidad de la vida humana, pero también la dignidad de la vocación médica".

Concluyó su discurso, expresando su reconocimiento al esfuerzo que realizan los médicos para dignificar cada dia más su profesión y para acompañar, cuidar y valorizar "el inmenso don que significan las personas que sufren a causa de la enfermedad".

Discurso del Papa a médicos latino-iberoamericanos.pdf

Más información en www.medicosypacientes.com

BANER SP 003

banner registro

vu1

logo ifCAM formacion continuada

cp

Newsletter

banner-comda